Superstición en el juego

Aprende a reconocer cuándo estás jugando con inteligencia y cuando lo estás haciendo con las vísceras.

Los jugadores suelen ser personas supersticiosas y a menudo confían muchas de sus apuestas al instinto o a un buen presentimiento. Nada es más erróneo que este tipo de acción, pero debes saber que, cuando estás apostando de manera irracional, esto puede hacerte perder mucho dinero.

Heurísticos: cada jugador es el peor enemigo

Básicamente, estamos ante las raíces de todo pensamiento irracional hacia el juego. En el caso del juego online, esto se manifiesta en supersticiones y falsas maneras de actuar. Ahora podemos ver algunos de los ejemplos más comunes de comportamientos y juicios heurísticos.

La falacia del jugador

Esta falacia es la equivocada creencia de que puedes predecir el comportamiento futuro basándote en lo que ya ha ocurrido antes, incluso sin tener ninguna conexión estadística.

Cada apuesta realizada en un juego de casino es estadísticamente independiente de la anterior. Piensa en el caso de que la bola haya caído 50 veces seguidas en rojo. Este hecho no hace ni más ni menos probable el que vuelva a ocurrir una vez más cuando tú haces tu apuesta.

Con esto lo que ocurre es que, mientras las cuotas siguen subiendo con cada giro, las posibilidades de que salga de nuevo rojo siempre son de 1 sobre 2. Asumiendo como cierto que la mesa es fiable, cada giro es independiente con respecto al anterior.

Anclaje

Cuando se presenta con un figura, incluso si no tiene relevancia alguna con respecto a la situación, solemos tomarla como un ancla en la que basar nuestras estimaciones y decisiones. El fenómeno a menudo es explotado por los casinos para mantenernos jugando.

Un buen ejemplo de esto son los números calientes de los croupiers de una ruleta (por jemplo, lo números que más veces ganaron la noche anterior). Tan pronto como esos números hayan llegado a tu cabeza, tu cerebro dirigirá sus pensamientos hacia ellos en cada apuesta realizada.

También debes tener en cuenta estas cosas en las apuestas y comprender bien el valor de las mismas cuando estés jugando.

Sesgo de disponibilidad

No es ninguna sorpresa afirmar que podemos recordar más fácilmente los eventos que nos han impresionado. Les damos gran significancia y asumimos que pasarán más veces después de habernos ocurrido una vez.

Este sesgo se hace muy notable en las apuestas deportivas ya que los apostantes tienden a sobreestimar la frecuencua con la que ocurren cosas como las tarjetas rojas y los córners, teniendo la impresión falsa de que pasan más veces.

En los juegos de casino, las grandes ganancias y las pérdidas golpean fuerte tu cabeza. Esto puede hacer que juegues de otra manera, sin fiarte de datos estadísticos.

Diversificación

Un fenómeno heurístico que les será muy familiar a los fans de las slots. Cuando se presentan múltiples opciones de manera simultánea, difundimos nuestras elecciones para maximizar la diversidad.

Es un comportamineto muy típico el de jugar monedas en varias slots en vez de centrarse tan solo en uno. Esto puede parecer una buena manera de lograr mejores opciones de ganar, pero esto no siempre es así y los jugadores deberían tenerlo bien claro.

Ampliación del compromiso: coste irrecuperable

Este nuestro deseo de darle valor a nuestro dinero: una vez que hemos pagado por algo queremos perseverar para darle valor, incluso si lo que hemos comprado no es satisfactorio.

Esta es la típica trampa en la que caen muchos novatos en el poker. Un error que puede hacer que su situación en la partida empeore de manera más que notable.

Superstición en acción

Superstición en las slots

Una de las imágienes más viejas de las tragamonedas sería el “bar, bar, cerezas”. Cualquier combinación en la que te quedes a un símbolo de un jackpot, es una pérdida. No pienses que cuentas con más posibilidades de ganar en el siguiente giro por haberte quedado “cerca” esta vez.

Superstición en la ruleta

50 rojos consecutivos en la ruleta no dan una mayor ni una menor probabilidad de que salga rojo en el próximo giro. Cada giro es matemáticamente independiente de todos los demás, así que, toda estrategia de ruleta es falsa.

Superstición en el blackjack

Todas las estrategias que ves por ahí para blackjack, igual que las de ruleta, parten de la falacia del jugador, y eso hace que se incrementen las apuestas con un balance entre ganancias y pérdidas que no siempre será el mejor.

Superstición en baccarat

Como una mala expectativa, las estrategias para baccarat también se basan en la falacia de los jugadores y en todo tipo de actitudes heurísiticas.

Superstición en bingos y loterías

Comprar múltiples cartones en el bingo y en las loterías es una forma de diversificación que te lleva en última instancia a un expectativa negativa.

Superstición en apuestas deportivas

Los apostantes en deportes tienen la tendencia de recordar con más claridad las victorias que las derrotas y esto puede influir de manera especialmente negativa en sus apuestas futuras.

Superstición en las finanzas

De manera muy similar a la de los apostantes en deportes, los inversores financieros también caen en decisiones emocionales o tomadas desde las vísceras. Estos impulsos irracionales pueden causarles grandes pérdidas al perder de vista la estrategia a largo plazo que siempre deben seguir.

Superstición en poker

Mientras que el poker puede ser una expectativa positiva de juego con la práctica, muchos jugadores sucumben a las mismas malas prácticas que otros juegos de casino, ignorando en su juego las matemáticas como estrategia.