Manejar los problemas con el juego y la adicción

Para una minoría de jugadores, el juego puede ser tremendamente destructivo para sus vidas. Aprende qué hacer si tú o alguien de tu entorno tiene problemas con el juego.

Un hábito de juego insano puede tener efectos catastróficos en la vida de una persona (acabar con sus finanzas, carrera o relaciones). A pesar de que haya diferencias entre tener problemas con el juego o padecer una adicción al juego (haz clic aquí para más información), lo cierto es que ambas son increíblemente dañinas.

Sin embargo, nunca es demasiado tarde para cambiar y hay pasos que puedes seguir para ayudarte y gente que estará de tu lado para recuperarte.

Entender tu condición: ¿tengo problemas con el juego o soy un adicto?

Como ya hemos hablado, no es lo mismo tener problemas con el juego que tener una adicción. Los problemas con el juego son un comportamiento que tiene efectos en tu día a día. Una adicción se caracteriza por la imposibilidad de dejar de jugar, incluso cuando estás prevenido de los efectos que eso te causará. No importa cuáles sean las circunstancias, si ganas o pierdes, si eres feliz o no, los adictos no pueden sacar el juego de sus cabezas.

Acabando con los mitos sobre los problemas con el juego y la adicción

Hay muchos malentendidos sobre los problemas con el juego y la adicción que puedes ser engañosos para las personas que sufren estas cuestiones.

Mito número 1: todo en esto es relativo. Si puedes controlar tu hábito, no hay problema

Es una creencia muy extendida pero el hecho es que el impacto del juego va mucho más allá del dinero. Puede causar problemas en muchas relaciones y erosionar tu sentido del propio valor.

Mito número 2: la gente con problemas de juego y los adictos usan el juego para escapar de sus vidas

Puede que esto sea verdad en algunos casos, pero los adictos y la gente con problemas de juego son gente corriente con todo bien en sus vidas. El problema acaba llegando sin saber a veces ni siquiera de dónde.

Mito número 3: debes jugar con mucha frecuencia para que acabes teniendo problemas con el juego

Puedes jugar pocas veces y tener problemas con el juego. Perder el salario de un mes en un juego puede considerarse un problema, sin duda.

Mito número 4: los adictos y gente con problemas con el juego son todos supersticiosos y pierden porque juegan mal o con malas expectativas

Desgraciadamente, los adictos en particular están perfectamente prevenidos de que están jugando contra las cuotas y continúan apostando y perdiendo sin remedio.

Del mismo modo, grandes jugadores de póker y apostantes en deportes pueden desarrollar serios problemas cuando las cosas no van como querían. En última instancia, perder dinero es perder dinero, tanto si sabes lo que haces como si no.

De acuerdo, pienso que tengo un problema con el juego. ¿Qué debo hacer?

Bien hecho, reconocer tu propio problema es el primer y más valiente paso hacia superar esta situación. Hay varias cosas que puedes hacer por ti mismo si has identificado algún tipo de problema con el juego.

Paso uno: busca ayuda

Ahora que sabes que tienes un problema con el juego, es hora de que tengas algún tipo de asistencia para empezar tu recuperación. En España, tendrás acceso a lo que necesites en la Fejar, una organización con varias décadas de experiencia ayudando a personas con problemas con el juego. Confía en ellos poniéndote en contacto a través de las muchas vías que puedes usar.

Paso dos: tómate en serio tu recuperación

Pedir consejo a especialistas es tan solo el principio. Tienes que estar dispuesto a analizar tú mismo la situación y a reconocer cuándo estás en riesgo o cuáles son las sensaciones que experimentas y que acaban haciéndote jugar.

Hay pasos que debes tomar que no te resultarán sencillos, pero es muy importante que perseveres para lograr tu objetivo. Una vez que te metas a fondo en tu recuperación, verás lo dañino e irracional que era tu comportamiento previo.

Paso 3: mantente en el camino correcto

Una vez que tengas bajo control tu comportamiento, tienes que racionalizar tus acciones y hacer elecciones más saludables:

  • Piensa: toma los pasos necesarios para prevenir problemas antes de que surja la ocasión. Evita lugares donde puedas sentirte tentado a jugar y encuentra cosas que te distraigan si el juego vuelve a tu mente.
  • Dinero: si has sido un adicto, sería una buena idea que pusieras a alguien más a cargo de tu dinero así no estarás tentado a jugar.
  • Mantente ocupado: programa un buen número de actividades para pasarlo bien así no tendrás que rellenar tu tiempo con el juego.
  • Habla: sea lo que sea lo ocurrido en el pasado, no te sientas avergonzado. Ábrete y sé sincero acerca de tus problemas y deja que la gente pueda ayudarte.

Ayudar a familiares y amigos con problemas de juego y adicción

Manejar tu propia adicción es muy difícil, pero si alguien que te importa está padeciendo este tipo de problema, asumir esta cuestión también puede serlo.

Incluso cuando se actúa con las mejores intenciones, se corre el riesgo de hacer aún más daño del que ya había por acercarse al problema en la dirección incorrecta. Los siguientes pasos deberían guiarte:

Primero, ayúdate a ti mismo

No te culpes por los problemas de otros y no tengas miedo de tomar decisiones financieras o personales para protegerte.

Busca consejo

Los organismos que y te hemos recomendado pueden ayudarte y darte todo el consejo que necesites. Apóyate en sus conocimientos y experiencia antes de actuar.

Comparte la carga

Además de los expertos, pide ayuda a tus amigos, familiares y gente en la que confíes antes de que el problema se te escape de las manos.

Mantente tranquilo

Intenta no enfadarte con la persona que tenga problemas con el juego. Necesita que seas constante y tranquilo para que tu ayuda le sirva.

No escondas cosas debajo de la alfombra

No excluyas de tus actividades diarias a la persona que tiene un problema con el juego y no trates de encubrir sus problemas a familiares y amigos. En todo caso, la atención de la gente le ayudará a estar más determinado a lograr su recuperación.

No le des apoyo financiero

Los adictos y las personas con problemas con el juego son muy buenos pidiendo dinero para financiar sus hábitos. Esto es culpa suya, pero podrías causar más daño si le “ayudas” con dinero.

Ayúdales a ayudarse

La recuperación tiene que venir de ellos mismos. Los adictos en particular deben tomarse muy en serio su condición y hacer un compromiso real con su propio cambio.

¿Qué es Gambling Therapy?

Es un apoyo online para aquellos que tengan problemas con el juego. Es una entidad de caridad registrada, y afiliada a la Gordon Moody Association.

Gambling Therapy da apoyo a través de numerosos canales:

  • Un chat en vivo.
  • Grupos y foros en línea.
  • Emails confidenciales.
  • Una base de datos con recursos de apoyo en varios territorios.

¿Cómo puede ayudarte la Gambling Therapy?

No importa dónde vivas. Si sufres una adicción, puedes hacer uso de los servicios que ofrece Gambling Therapy. Todas las comunicaciones son confidenciales. Los foros les dan a las personas la posibilidad de hablar con otras que se encuentran en similares circunstancias en un ambiente seguro, mientras que podrás tener apoyo individual también si lo requieres.

En la web encontrarás todas la información y guía sobre tu problema, síntomas e impactos de la adicción, y su gran base de datos te puede dar información más detallada sobre los recursos que puedes tener en tu zona.

¿Deberías contactar con Gambling Therapy?

Tiene una enorme variedad de servicios para jugadores con problemas (la web está disponible en varios idiomas, además). Si tienes algún tipo de problema con el juego, deberías contactar con Gambling Therapy.

Contacto

Todo el apoyo se ofrece on-line.

Website:

Dirección:

www.gamblingtherapy.org

Gambling Therapy, 47 Maughan Street, Dudley, West Midlands, DY1 2BA, Reino Unido